El abrazo es la caricia corporal deseada, la presencia del otro que, aproximándose, jamás llega. Entre dos cuerpos, el límite de sus figuras define un aislamiento: imposibilidad de acercarse verdaderamente al otro. Así, el gesto de abrazar se convierte en deseo y frustración, impedimento e insistencia, presencia, cercanía e insondable distancia.

El abrazo es una obra construida no desde la forma bailada, sino desde la sensación como motor inicial que los bailarines traducen al movimiento. El lenguaje que surge en escena es directo y cargado de significado emotivo. La música fue creada para El Abrazo como una pieza sonora original interpretada en vivo.

El Abrazo

  • w-facebook
  • Instagram
  • Vimeo
  • YouTube

Diseño por

Verónica Santillán