Desde la bici usa como fuente de sonido y música cuatro bicicletas estáticas sobre las cuales el público pedalea a su antojo. Cinco bailarines esperan la acción del público, su 

acción y manipulación. Es el público el que decide el descanso, el respiro y la acción de la pieza: su sonido, ritmo, impulso y velocidad. 

Desde la Bici

  • w-facebook
  • Instagram
  • Vimeo
  • YouTube

Diseño por

Verónica Santillán