Como en un diálogo, los bailarines proponen movimientos y reaccionan entre ellos. Este encuentro genera imágenes, sugiere situaciones o estados de ánimo dependientes de la percepción del público. La obra está en su mirada; el final, en sus manos.

Cuerpo Intuitivo