EL QUEHACER ARTÍSTICO COMO PRÁCTICA DE FUTUROS POSIBLES